Sorprendida en la madrugada

Me perdi en tus labios…
Como ladron sigiloso en la noche
robaste besos de mi boca.
Te aprovechaste de mis dormidos sentidos
y me enredaste en tu trampa.
Sin pensarlo estabas alli, sobre mi,
como un fantasma en la oscuridad
como un demonio y como un angel.
Eres como un suspiro en la madrugada,
un no se por que y un se que si.
Tus movimientos, tan medidos
como un gato entre las sombras, cauteloso
pero al mismo tiempo salvaje y temeroso.
Repose mi rostro en tu cuello,
y mis dedos retosaban entre
los dorados mechones de tu pelo
embriagada por el aroma que desprende tu piel.
Eres el amante perfecto,
el que me hace sentir como niña 
el que luego me convierte en puta.
El que me sabe hacer reir
el que me sabe hacer temblar. 
Eres quien me quita el sueño
y el que me exita solo con el pensamiento.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: